sábado, 3 de diciembre de 2022

NOTICIA: Las campanas de León suenan en gratitud a la Unesco

Pueblos leoneses se suman a la llamada por el reconocimiento de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad del toque manual.

 Jóvenes aprendices de campaneros de Villabalter con el maestro, Pedro Delgado.
JESÚS F. SALVADORES

ANA GAITERO 2 DE DICIEMBRE DE 2022
Las campanas de León sonarán al mediodía para agradecer a la Unesco la reciente incorporación a la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad del toque manual español.

Pueblos como Villavante, sede de la Escuela de Campaneros y del encuentro nacional, Villabalter, que cuenta con un maestro campanero, Pedro Delgado, ya nonagenario y a punto de entregar las 'llaves' de las campanas a los jóvenes aprendices a los que ha enseñado; Santa Marina de Torre, Campo y Villafranca del Bierzo se sumarán desde los campanarios a esta llamada que convoca Hispania Nostra, Campaneros de Albaida y el MitMac (Museo Internacional del Toc Manual de Campanas) de Albaida.

En Fresno de la Vega, pueblo que se singulariza por conservar el ritual del toque de tente nube la noche del 31 de enero al 1 de febrero, como tradición ancestral para proteger a los campos y las cosechas de la piedra, granizos y demás males, también están animados a subirse al campanario.

En la víspera de Santa Bárbara, patrona de los mineros y artilleros, pero también de las campanas, el toque manual hará una exhibición nacional de este patrimonio que conservan asociaciones culturales, pueblos y maestros como Joaquín Alonso, fundador de la Escuela de Campaneros de Villavante.

El toque manual de campanas español forma parte desde el 30 de noviembre de la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, tras la decisión adoptada por el Comité del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO reunido esta semana en Rabat (Marruecos).

Según los informes que ha manejado la institución internacional, en la actualidad perviven en España más de treinta modos diferentes de toque manual de campanas, un lenguaje sonoro que se ha mantenido a lo largo de los siglos como un medio de comunicación comunitario.

Con un amplio repertorio de formas y técnicas (repique, volteo o medio volteo), tanto en el ámbito religioso como en el civil, los toques de campana han regulado multitud de aspectos de la vida festiva, ritual, laboral y cotidiana en todo el territorio español.

"La protección de este lenguaje por la Unesco supone poner en valor y asegurar la continuidad de esta tradición común, compartida entre los diversos pueblos de España", valoró el Ministerio de Cultura. Además, "contribuye a proteger unos sistemas de comunicación, casi siempre únicos, al borde de la extinción por la falta de campaneros, figura fundamental para salvaguardar esta práctica ancestral".

La Unesco ha destacado que la práctica del toque manual de campanas "se transmite de los campaneros a las generaciones más jóvenes y a través de grupos u organizaciones de campaneros que, además de documentar e investigar la práctica, también tocan, transmiten, instruyen y difunden el arte del toque tradicional de las campanas. La mayoría de las personas que transmiten estos conocimientos son a su vez jóvenes que intentan reclutar nuevos entusiastas para continuar la práctica".

Entre los informes que ha evaluado la Unesco figuran los trabajos realizados por el musicólogo leonés Héctor Luis Suárez sobre las campanas en la provincia de León.

sábado, 19 de noviembre de 2022

NOTICIA: La lucha leonesa se tiñe de luto por la muerte de Felipe León, uno de los grandes

El luchador de Villaquilambre fue 12 veces campeón provincial con cientos de corros ganados a sus espaldas

En las décadas de los 50 y 60 dominó los aluches con sus victorias y humanidad.

Felipe León en su etapa de luchador (segundo por la izquierda) junto 
a Frumencio, Patricio y Cayo de Celis. DL

MIGUEL ÁNGEL TRANCA 17 DE NOVIEMBRE DE 2022

La lucha leonesa está de luto. Los aluches pierden a uno de sus grandes referentes históricos, Felipe León. El Mago o el Gladiador como era apodado fallecía en la madrugada de este jueves a los 89 años dejando tras de sí un legado sobresaliente, sin duda alguna el de un campeón de un deporte tan leonés.


Doce veces campeón provincial y con cientos de triunfos en los corros a sus espaldas, Felipe León siempre estuvo vinculado a la lucha leonesa, como participantes y vencedor en los corros como posteriormente presenciando y disfrutando de una pasión que corría por sus venas.

Campeón dentro y fuera de los aluches ha sido sin duda alguna uno de los grandes referentes de la lucha leonesa, y también un sobresaliente embajador de un deporte al que le ha dado mucho y que ahora llora su muerte. Y sin duda alguna también su localidad natal de Villaquilambre a la que siempre llevó en su equipaje y que precisamente daba nombre al corro que se disputa en la localidad como el de todo un referente, Felipe León.

En la décadas de los 50 y 60 del pasado siglo dio un importante impulso a la lucha junto a otros deportistas entre los que también se encontraba su hermano Ubaldo. Un deporte del que fue uno de los referentes y también pulmón. Un corazón sin duda alguna que llevará al cielo los aluches tras su muerte. La de un campeón de la lucha leonesa y de la vida.

jueves, 22 de septiembre de 2022

EXPOSICIÓN TEMPORAL:

 VACUO

JOYERÍA RURAL CONTEMPORÁNEA

Museo de los Pueblos Leoneses

DÍAS: 24 de septiembre del 2022 - 15 de enero del 2023

INAUGURACIÓN: 24 de septiembre a las 12:00 h.

LUGAR: Museo de los Pueblos Leoneses. Mansilla de las Mulas.



La Diputación de León a través del Instituto Leonés de Cultura y el Museo de los Pueblos Leoneses, programa desde el día 24 de septiembre al 15 de enero del 2023, la exposición: VACUO. JOYERÍA RURAL CONTEMPORÁNEA. 

Su autor, Lucas Santiago hace que sus creaciones se enmarquen en la joyería contemporánea o joyería de autor que adjetiviza como rural y se sumerge en la vertiente que recupera el vínculo ancestral entre arte y joyería, desde la joyería sumeria pasando por la egipcia, la griega y la modernista hasta nuestros días, fusionando concepto y estética en un sutil equilibrio. Su diseño articula, de forma magistral, una conceptualización etnográfica profunda con una formalización artesanal de técnica primorosa, creando obras únicas con identidad de autor irrepetibles.

En VACUO, exposición planteada como una instalación, el continente se deshace y el contenido se diluye. Los pueblos quedan vacíos, las casas de los pueblos se quedan vacías. Las habitaciones de las casas se quedan vacías, entre las ruinas aparecen como tesoros sin valor algunos objetos, útiles ya inútiles, restos como rastros de esa vida que ya se fue, hace mucho tiempo. Retazos de las vivencias de sus moradores que ya no volverán, ni sus hijos, ni los hijos de sus hijos, así se termina una historia que comenzó tiempo atrás, y así el desarraigo cae con todo su peso, como un velo de niebla que lo cubre todo.

Esas piezas sin valor material alguno mutan en "joyas", se exhiben en antiguas mesitas donde antaño se guardaba lo más preciado, lo más cercano, los anhelos y quizás los sueños de una vida mejor en otro lugar. 

Alzan su voz para decirnos que no son objetos vacuos, reivindican nuestra memoria, nuestro no-olvido. Solo ruegan un momento de atención, un pequeño espacio en nuestros corazones.

domingo, 21 de agosto de 2022

NOTICIA: La trashumancia leonesa

Un rebaño de 4.600 ovejas, divididas en cuatro grupos, regresa al sur de León tras su estancia en la montaña para 'saborear' los mejores pastos | De Torre de Babia a Valdesogo de Arriba en un recorrido que revive las tradiciones de la ganadería leonesa.

Un rebaño de 4.600 ovejas, divididas en cuatro grupos, regresa
al sur de León tras su estancia en la montaña para "saborear" los 
mejores pastos. De Torre de babia a Valdesogo de Arriba.
LEONOTICIAS


J.C.VillabalterDomingo, 21 agosto 2022

Es la trashumancia leonesa. De Valdesogo de Arriba, en Villaturiel, a Torre de Babia, en el municipio de Cabrillanes. La ida, en los primeros días del pasado mes de junio; la vuelta, este mismo fin de semana.

Paso a paso, por su sendero, un rebaño de 4.600 ovejas en cuatro grupos bien diferenciados, recorren la cañada en una rutina anual que mezcla la necesidad y la tradición.

Curtido por el día a día

«Esto es así», asegura Felipe Borges, el responsable de velar por la marcha de unos animales de enorme valor. El tiempo le ha curtido el rostro, envuelto por una gorra deshilada. Sus labios, rotos por la adversa climatología, le recuerdan a cada instante que su profesión, la de pastor, no es nada sencilla. «Es dura, pero me gusta», sentencia.

Tiene compañero de viaje, que prefiere descansar tras la dura marcha («Demasiado joven para esto», dice) y guardas y guías para el camino. Cuatro imponentes mastines no se separan de un rebaño que se mueve de un lado a otro guiados por otros cuatro perros, de raza carea. «Nunca se cansan, nunca duermen», sentencia.


Noche en Villabalter
Felipe guió la marcha durante 14 horas en la jornada del sábado, repite el domingo tras dormir en Villabalter. Duerme en el remolque, junto a las ovejas, y nunca cierra los ojos por completo. «Hay que estar atentos a todo lo que pasa», recuerda.

En esta localidad del alfoz leonés el pastor que guía el rebaño ha contado con el apoyo de Andrés Fernández, un jubilado al que le apasiona la ganadería, y el aliento de Óscar García. «Hoy he llegado un poco tarde, pero mañana le ayudo», comenta este último.

Los mejores pastos
La nube de polvo que deja ver el rebaño a su paso da idea de su envergadura. «Impone», sentencian los vecinos. Su paso representa la realidad de un sector básico en la economía, la ganadería. «Hay que subir a los animales a la montaña para encontrar los mejores pastos. Y es una tradición que no se puede perder», añaden al unísono.

Con el fresco de la mañana -sobre las seis- el rebaño comenzará de nuevo a caminar. «Poco a poco, pero sin parar». Y así hasta el próximo verano cuando de nuevo la trashumancia leonesa sea una realidad.






sábado, 20 de agosto de 2022

NOTICIA: Molinaseca acoge el III Encuentro de Tamboriteros

CULTURA. Por primera vez será internacional, con la participación de Portugal.

Pauliteiros de Sendim, de Portugal

M.I. | 18/08/2022

El Grupo Folclórico Cultural Alegría Berciana y el Ayuntamiento de Molinaseca organizan el III Encuentro de Tamboriteros Villa de Molinaseca que tendrá lugar este sábado 20 de agosto con el marchamo, en esta ocasión, de internacional. Danzantes de Portugal asistirán a esta nueva edición iniciando un nuevo aporte a la actividad, incluir grupos de danzantes. Serán pues los danzantes Pauliteiros de Sendin, Portugal los primeros danzantes de este tipo de danzas religiosas los que muestren estas formas de baile en este Encuentro de Tamboriteros Villa de Molinaseca.

Como en las otras dos ediciones anteriores, se continuará con las intervenciones de tamboriteros que, acompañados de una pareja de baile, mostrarán la riqueza musical y del baile de diferentes comarcas y provincias.

En esta tercera edición participarán Pauliteiros de Sendim, de Portugal, con el tamborilero Henrique Fernandes, José Manuel de Bustos Rodríguez, de Salamanca, la Asociación de Tamborileros Zamoranos, con Mario Martínez Roncero, Luis Alberto Mondelo Sánchez de Ponferrada y Rafael Busto Ferrero también de Ponferrada y organizador del evento.

La intención es continuar haciendo crecer la actividad con la participación de tamboriteros de otros países y culturas.

NOTICIA: El barro que sedujó a Gaudí

ARTESANÍA. La alfarería es un oficio que ha ido siempre ligado al pueblo de Jiménez de Jamuz, cuna de esta artesanía y ‘blanco’ de la cámara de Fernando Rubio en 1973.

Una mujer de Jiménez de Jamuz muestra a la cámara dos de las piezas de alfarería que ha creado.
 | FERNANDO RUBIO

Fulgencio Fernández | 15/08/2022

ARTESANÍA. La alfarería es un oficio que ha ido siempre ligado al pueblo de Jiménez de Jamuz, cuna de esta artesanía y ‘blanco’ de la cámara de Fernando Rubio en 1973.

Se celebra este fin de semana en La Bañeza la Feria Internacional de Alfarería, en la que uno de los nombres más repetidos es Jiménez de Jamuz pues cuando se habla de este oficio el pueblo leonés es un referente ineludible. Ése es uno de los logros mayores, fruto de su historia, que algo se convierta en el ‘apellido’ de una tierra: En El Val las mantas y el textil; en Castrillo el cocido; en el Valle Gordo las madreñas... en Jiménez de Jamuz la alfarería. Habría muchos ejemplos más pero pocos identificarían más al pueblo y el oficio.

Viene de lejos este «matrimonio», con sus vicisitudes, pero no vivía malos tiempos en los 70 (1973) cuando la cámara de Fernando Rubio se fijó en este oficio y las gentes que lo desarrollaban. Además de recordar nuestro fotógrafo el «polvo enamorado» del gran Quevedo rescata de sus recuerdos una canción sudamericana que elogia como pocas el oficio del barro, es de los argentinos llamados Los Chalchaleros y el título parece elegido para la ocasión: Vasija de barro, que así comienza: «Yo quiero que a mí me entierren / como a mis antepasados, / en el vientre oscuro y fresco / de una vasija de barro», y después de este deseo para viajar al más allá realiza en otra estrofa una preciosa descripción del viejo oficio: «Arcilla cocida y dura, / alma de verdes collados, / barro y sangre de mil hombres, / sol de mis antepasados» y con una estrofa final que también nos remite al histórico preso de San Marcos: «De ti nací y a ti vuelvo, / arcilla, vaso de barro. / Con mi muerte vuelvo a ti, / a tu polvo enamorado».

Un elogio merecido llegado desde tierras lejanas; desde más cerca, desde el propio pueblo, uno de sus hijos más estudiosos de su historia —José Cabañas— rescató en un artículo la vinculación de la alfarería de Jiménez con el gran Gaudí, ni más ni menos. «. En aquel momento Gaudí casi había finalizado el Palau Güell, lo que le permitió trasladarse a Astorga y dirigir directamente el inicio de las obras (tan solo en sus realizaciones leonesas, además de en Cataluña, trabajó personalmente). Este desplazamiento en ferrocarril, y otros antes y mientras se construía (Gaudí visitó las obras en otras varias ocasiones entre 1890 y 1893), resultaron importantes porque hicieron posible que el genio conociera la arquitectura local y aplicara algunos de sus aspectos al nuevo palacio episcopal». Más adelante explica Cabañas que «sería en aquellos viajes a la capital maragata cuando Gaudí quedara deslumbrado por la alfarería jiminiega, hasta el punto de incluir el barro vidriado alternando con la piedra granítica del Bierzo en los arcos de algunas de las estancias del palacio, rematando graciosa e innovadoramente sus finos ribetes con las piezas cuidadosamente elaboradas por los artífices del pueblo de Jiménez con la rojiza arcilla extraída de sus barreros, de modo que cabe afirmar que la mansión es por dentro absolutamente jiminiega: en las nervaturas de las bóvedas, en los arcos de las ventanas y de las puertas, y en cada uno de sus ladrillos (que son únicos, y hay miles) de roja arcilla de Jiménez de Jamuz vidriada y decorada con el baño y los trazos típicos de las realizaciones de sus alfareros».

Dice Cabañas que esta circunstancia favoreció y mucho la economía de aquellos artesanos, alguno de los cuales era de su propia familia: «Bastantes debieron de ser los artífices que participaron del encargo —Cándido Pastor Fernández, mi bisabuelo paterno, habría sido el principal y quien más ladrillos al parecer suministró— y diversas las familias alfareras que elaboraron aquellas piezas de variadas formas, vidriadas y con los tradicionales dibujos a la cal las más, y otras a lo basto, sin vidriar, en los moldes de madera recubiertos con latón bronceado (catorce al menos, diseñados por Gaudí para la hechura de aquellos adornos) que aún quedan, con remanentes de aquella producción, en los desvanes de algunas casas de antiguos artesanos, y depositados varios en el Alfar-Museo del lugar en el que todavía, en el año 2002 y con ocasión del centenario del arquitecto, han sido las hormas de nuevo utilizadas como entonces: introduciendo la arcilla en ellas y después del vaciado y el secado pintando los segmentos con cal y con dibujos característicos (el ramo, la mano, el peine, el gallo, la mariposa, la hoja, etc.) antes del vidriado, menesteres ambos realizados como algunos otros en exclusividad por las mujeres, el del pintado con la preceptiva pluma del ala derecha de una gallina. Finalmente se cocían en los hornos mozárabes de tiro superior en los que como combustible se arrojaban las urces y las jaras del monte bajo de diversos lugares de la comarca de Valdejamuz como Torneros o Tabuyo».

No es mala carta de presentación para la alfarería jiminiega haber seducido a un arquitecto de la talla de Antonio Gaudí y, aún más, hacer que «luzca en la elegante mansión episcopal que realizó en Astorga».

domingo, 15 de mayo de 2022

NOTICIA: Tarde de folk en el Museo de los Pueblos Leoneses

Juan Cruz Silva y Beatriz Rebolledo son el grupo D’Campos y el domingo llevan a Mansilla ‘Son de ayer’.

L.N.C. | 14/05/2022
El Museo de los Pueblos Leoneses situado en Mansilla de las Mulas acogerá el espectáculo del grupo D’Campos ‘Son de ayer’ como anticipo a la celebración el miércoles 18 de mayo del Día Internacional de los Museos. Los domingos será de acceso gratuito como ya sucede con el Monasterio de Carracedo
El Museo de los Pueblos Leoneses, gran centro etnográfico que custodia y difunde la memoria y las tradiciones de esta tierra, será de entrada gratuita todos los domingos del año siguiendo los pasos del Monasterio de Santa María de Carracedo, en el Bierzo, que lo es desde hace algunos meses. Además, y con motivo del Día Internacional de los Museos, ambos centros culturales celebrarán sendas jornadas de puertas abiertas el miércoles 18 de mayo, cuando se celebra esta efeméride internacional.

Por otra parte, el Museo de los Pueblos, ubicado en la villa de Mansilla de las Mulas, acoge este domingo 15 de mayo, como aperitivo de la celebración mundial, un concierto a cargo del grupo de música folk D’Campos, también de entrada gratuita y cuyos integrantes ofrecerán el espectáculo ‘Son de ayer’, basado en los sonidos de distintos instrumentos tradicionales.


La gratuidad del Museo de los Pueblos se enmarca en todo un programa de nuevas tarifas diseñado por el Instituto Leonés de Cultura de la Diputación Provincial, entidad de la que depende el centro. En concreto, y además de la gratuidad dominical, no pagarán entrada los menores de 18 años, las personas con discapacidad (de acuerdo con la definición que realiza el artículo 1.2. de la Ley 26/2011, del 1 de agosto, de igualdad de adaptación normativa a la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento, debidamente acreditada); los miembros de APME (Asociación Profesional de Museólogos de España), ANABAD (Asociación Nacional de Archiveros, Bibliotecarios y Museólogos), AEM (Asociación Española de Museólogos), ICOM-ICOMOS (Consejo Internacional de Museos), Real Academia de la Historia, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y Real Academia Española; personal docente en activo según lo establecido en el artículo 104 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (entendiendo como tal aquel que depende de la administración general del Estado y de las comunidades autónomas, debidamente acreditado con documento actualizado en curso); los donantes de piezas o sus familiares de primer grado; y los guías de turismo en el ejercicio de sus funciones.

Además, podrán beneficiarse de la tarifa reducida (3 euros) los grupos de ocho o más miembros que adquieran simultáneamente sus entradas; los poseedores del carné joven europeo; los mayores de 65 años; las personas en situación legal de desempleo (deberán aportar acreditación mediante certificado, con una antigüedad máxima del mismo de un mes); los miembros de familia numerosa debidamente acreditada; y los peregrinos con credencial. Por último, ya ha entrado en vigor el horario de verano del Museo de los Pueblos, que es el siguiente: de martes a domingo, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 (cierra los lunes).

La iniciativa se suma al plan de incentivación e impulso que la Diputación provincial ha preparado para este centro, uno de los museos etnográficos más completos de todo el noroeste. Además de la nueva denominación y señalización tanto en las calles de Mansilla como a la entrada de la población, este incluye la creación y publicación en Internet de los ‘Tutoriales de cultura tradicional leonesa’ y la dotación de un sistema de audioguías, descargable en el móvil de cada visitante, con información disponible en castellano, inglés y leonés.

Como antesala del Día Internacional de los Museos, este domingo día 15, a las 19.00 horas y con acceso gratuito, el grupo D’Campos ofrecerá el espectáculo ‘Son de ayer’, en el que sus miembros llevan a cabo un recorrido y a la vez una presentación didáctica de instrumentos, acompañados por cantos y melodías tradicionales. Juan Cruz Silva y Beatriz Rebolledo tienen en sus manos un abanico de ritmos y melodías de la música de siempre, acompañándose en el escenario con una muestra de más de veinte instrumentos representativos de toda la comunidad.

La actuación se incluye también dentro de la programación de la Red de Circuitos Escénicos para este año en Mansilla de las Mulas, en la que participan la Diputación de León, la Consejería de Cultura, y el propio Ayuntamiento de Mansilla.