domingo, 10 de diciembre de 2017

XXIX MEMORIAL ANGEL BARJA

Actividad gratuita hasta completar aforo en el Museo Etnográfico Provincial de León.

Domingo, 10 de diciembre, a las 18:00 h.

Patio Espacio Peregrino. Planta Baja. Museo Etnográfico Provincial de León

Mansilla de las Mulas.  


            Un año más la Diputación de León a través del Instituto Leonés de Cultura vuelve a organizar uno de los memoriales musicales más prestigiosos del panorama peninsular en varios enclaves de la provincia.
             Con ello el Museo Etnográfico Provincial de León tiene el honor de volver a contar con la participación de uno de los grupos seleccionados para el evento, Dª. Blanca Gómez (soprano), Miguel Bernal (tenor) y Héctor Guerrero (piano), que realizarán su actuación el domingo 10 de diciembre con comienzo a las 18.00 h. en la sede de Mansilla de las Mulas.
             Repasamos aquí la ya dilatada trayectoria de los intérpretes:
BLANCA GÓMEZ, Soprano.
            Nace en Segovia. Culmina brillantemente sus estudios de Canto en la Escuela Superior de Canto de Madrid. Asiste a numerosos Cursos de Especialización en Música Histórica con relevantes figuras como Charles Brett, Isabelle Poulenard, Marius van Altena, Nancy Argenta, Helmut Rilling, David Maison o Schollars, entre otros.
            Trabaja con grupos de Cámara y formaciones instrumentales como La Capilla Real de Madrid, Sebastián Durón, Grupo Brahms, Capella Hungarica Savaria, Trio Mompou, Grupo Ruymonte, Solistas de la Deutsche Oper de Berlín, y con instrumentistas de la talla de los pianistas Manuel Burgueras y Héctor Guerrero, los organistas José I. Gavilanes y Francisco Amaya y el guitarrista Agustín Maruri, etc.
            Entre sus más recientes apariciones en público, destacar su intervención como solista en un monográfico «Schumann», bajo la dirección del gran director granadino, Pablo Heras Casado y la Orquesta y Coro de Radio Televisión Española (OCRTVE).
            Ha interpretado numerosos roles protagónicos de Opera y Oratorio de autores como Purcell, Glück, Haendel, Charpentier, Mozart, Vivaldi, Bach, Beethoven, Menotti, etc.
            Es Licenciada en Historia Medieval por la UCM.
HÉCTOR GUERRERO, piano
            Finaliza brillantemente sus estudios musicales en los conservatorios de Oviedo, Madrid, Roma, Bruselas y Londres. Entre sus profesores figuran Elena González Fernández-Llamazares, Claudio Martínez Mehner, Tsiala Kvernazde, Francisco Jaime Pantín o Montserrat Torrent. Ha ofrecido conciertos en cuatro continentes y en más de veintidós países. Ofrece regularmente recitales con importantes cantantes como Miguel Bernal, Sabina Puértolas, Blanca Gómez, Ilona Matarazde, Ana Rodrigo, Sylvia Schwartz o Carlos Fidalgo, entre otros muchos. Es titulado superior en Canto por el RCSMM donde finaliza sus estudios con las máximas calificaciones y Doctor por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Dirige el ensemble vocal Commentor Vocis.
MIGUEL BERNAL, Tenor
            Nacido en Darmstadt (Alemania). Estudia en los Conservatorios Superiores de Málaga, Madrid y Bruselas, siendo el último cantante en recibir, de manos de Teresa Berganza, el prestigio Premio Lucrecia Arana del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, Amplia estudios en Alemania e Inglaterra.
            Es uno de los máximos especialistas en interpretación historicista de España y ha cantado con los más importantes grupos en este campo, haciendo conciertos en más de veinte países de Europa, América, África y Asia. Ha grabado 50 discos compactos con un repertorio que abarca desde la música medieval hasta la contemporánea, en muchos casos en primeras grabaciones y en recuperaciones históricas que han obtenido relevantes premios internacionales.
            Así pues desde el Museo Etnográfico Provincial de León esperamos que el público asistente vuelva a vibrar y sentir la actualidad de la música de uno de nuestros compositores más universales y disfrute asimismo de un magnífico espectáculo musical.

Blanca Gómez, Héctor Guerrero y
Miguel Bernal

sábado, 9 de diciembre de 2017

PIEZA DEL MES: DICIEMBRE 2017

 “LA ESCUDILLA. Acogida tradicional en el Camino de Santiago”.

Investigador: D. José Manuel Rodríguez Montañés.

                       Historiador

Sábado, 9 de diciembre de 2017. 17:30 h.

Patio Espacio Peregrino. Planta Baja.

Museo Etnográfico Provincial de León. Mansilla de las Mulas.

Actividad Gratuita


El Museo Etnográfico Provincial de León perteneciente a la Diputación de León, en su programa de Actividad “Pieza del Mes”, ha programado para este mes de diciembre, la disertación sobre la escudilla, pieza expuesta en el área 8 que trata sobre la casa y más concretamente sobre la cocina. Esta pieza formaba parte del ajuar doméstico. Utilitaria y humilde servirá a D. José Manuel Rodríguez Montañés, historiador, de ejemplo material para un discurso centrado en la acogida tradicional a los peregrinos a Santiago a través de la ruta jacobea.
La escudilla, como tal, procedente de Santa Colomba de Somoza, es una pieza de madera del ajuar doméstico, realizada entre los años finales del siglo XIX o primeros del XX. Responde al tipo universal de cuenco de uso personal, concebido para facilitar la ingesta de sopas y potajes, que encontramos con apenas variantes desde los tiempos prehistóricos hasta los actuales. La gran mayoría, al menos de entre los conservados, fueron realizados en cerámica. Éste de madera tiene la ventaja de su peso escaso y alta resistencia, apto pues para incorporarse al forzosamente ligero equipaje de los viajeros.
Escudillas de este tipo serían de uso corriente en los hospitales de peregrinos que jalonaron la ruta jacobea desde los años finales del siglo XI, cuando el alejamiento de la frontera con al-Andalus situó a Compostela como meta predilecta de la peregrinación cristiana, por delante incluso de Roma y Jerusalén. Al considerable aumento del número de peregrinos, que debían superar dificultades orográficas y las penalidades del Camino, respondió la generalización de la hospitalidad en los territorios atravesados por la ruta. La atención caritativa al peregrino, asegurada mayoritariamente por los monasterios en los inicios de la peregrinación a Santiago, se extendió a multitud de otras instituciones religiosas o civiles, como los hospitales parroquiales y aquellos sostenidos por nobles, concejos y cofradías.
Desde los tiempos medievales, estas instituciones de acogida caritativa convivieron con las alberguerías, hostales y mesones. Su pervivencia hasta nuestros días constituye un valor espiritual y cultural excepcional, clave tanto para que la peregrinación a Santiago siga viva mil años después, como para que el Camino goce del más alto grado de protección patrimonial. La hospitalidad, la acogida tradicional, constituye un valor inherente y diferencial del fenómeno jacobeo, y como tal debe ser protegida.
El discurso se finalizará con una breve reseña a los hospitales históricamente más importantes del Camino Francés, y su traducción actual en los albergues de acogida tradicional, esto es, aquellos que hacen de la hospitalidad, del desinteresado servicio al peregrino, su razón de existir.


Detalle sepulcro Diego Ramírez Guzmán. Catedral de León
ACTIVIDAD REALIZADA

D. José Ramón Ortiz del Cueto (Director del MEPL) y
D. José Manuel Rodríguez Montañés en la Pieza del mes de Diciembre en el MEPL.

D. José Manuel Rodríguez Montañés, investigador de la Pieza del Mes
"La escudilla. Acogida tradicional en el Camino de Santiago".

D. José Manuel Rodríguez Montañés,
junto a la Pieza del Mes "La escudilla".

martes, 5 de diciembre de 2017

TALLER DIDÁCTICO: "FLORES PARA EL RAMO"

MUSEO ETNOGRÁFICO PROVINCIAL DE LEÓN. Mansilla de las Mulas (León).
Sala didáctica. 2ª planta

MONITOR: Carlos Luis Santos Martínez
Fechas: Sábado y domingo, 16 y 17 de diciembre de 2017, de 16:30 h. a 19:00 h.
            Previa inscripción en el Museo Etnográfico Provincial. Teléfono 987 311 923
 
 
            La Diputación de León a través del Museo Etnográfico Provincial de León como viene siendo habitual en el mes de diciembre, coincidiendo con las festividades navideñas y como colofón a un año de intensa actividad cultural en el Museo Etnográfico Provincial de León, se va a realizar el taller didáctico “Flores para el Ramo”, con el fin de potenciar la relación de los jóvenes y adultos con la cultura tradicional leonesa y la manifestación material de la misma, difundiendo el conocimiento de la etnografía y evolución de la cultura tradicional en la provincia de León.
 
            En esta ocasión se ha organizado el taller para realizar los días 16 y 17 de diciembre de 16:30 h a las 19:00 h, va destinado para todas las personas, los menores de 9 años acompañados de un adulto, siendo el precio gratuito.
 
            La actividad consiste en la visita específica a las áreas del Museo Etnográfico que albergan objetos relacionados con la religiosidad popular y, en concreto, con el Ciclo Festivo de la Navidad. En ella se realizará una explicación del Ramo Leonés sus partes y significado para a continuación pasar a la Sala de Didáctica donde se realizarán flores de papel para decorar el ramo que se expondrá en el Museo Etnográfico Provincial de León.

NOTICIA: El carnaval tradicional de León, a la conquista de Bragança

La iniciativa se enmarca en el intercambio cultural que llevarán a cabo ambas ciudades y que se centrará en las máscaras tradicionales de ambos territorios.

Imagen de archivo. | ICAL
lanuevacronica.com
L.N.C. | 26/09/2017
La Diputación de León promocionará los carnavales más tradicionales de la provincia en el transcurso de ‘Mascararte-Bienal de la Máscara’ que se celebrará entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre en la localidad portuguesa de Bragança. Esta iniciativa forma parte del intercambio cultural que llevarán a cabo ambas ciudades y que estará centrado en las máscaras tradicionales de los carnavales de la provincia y de esa zona de Portugal, que tienen muchas similitudes.

Así se ha decidido en el encuentro mantenido entre representantes de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial que la institución provincial constituyó con Bragança en mayo del año pasado para desarrollar actividades culturales aprobadas en la última reunión celebrada en la ciudad lusa.

‘Mascararte-Bienal de la Máscara’ es un evento que se lleva a cabo cada dos años en Bragança desde el año 2003 para dar un impulso a la divulgación de las fiestas tradicionales de invierno, promoviendo el refuerzo de la identidad y de la cultura transmontanas, así como aproximar grupos e investigadores de otros países que sean portadores de las mismas tradiciones. Durante estos días, la ciudad lusa acoge diversos espectáculos, exposiciones, concursos, feria de artesanía, conferencias, desfiles con grupos de enmascarados y culminan con la ‘Quema del mascareto’.

En la que será la octava edición del evento, el tema escogido serán las ‘Enmascaradas de León’, donde se representarán las fiestas de invierno de la provincia y sus tradiciones asociadas. En el mismo sentido, en esta reunión se sentaron las bases para que, en principio coincidiendo con el antruejo de León, se haga algo similar a ‘Mascararte’ en un punto de la provincia aún por determinar, y donde participarían las máscaras portuguesas.

Además, se acordó la puesta en marcha de una exposición que se llevará a cabo tanto en Brangança como en el Museo Etnográfico Provincial de León, basada en las 'Enmascaradas' de uno y otro lugar, y a través de la que se podrán conocer los trajes, máscaras, y demás aderezos, acompañados de fotos, carteles, publicaciones e, incluso, la realización de conferencias, entre otras actividades divulgativas.

viernes, 1 de diciembre de 2017

NOTICIA: Los antruejos leoneses reviven la tradición en un desfile en Braganza


Muestra "Antruidos y Mazcaradas Llioneses"

Grupos de antruejo de Campaneiros (Cunas), Carrizo de la Ribera, Cimanes del Tejar, Llamas de la Ribera, Ponferrada, Riaño, Riello, Velilla de la Reina, Alija del Infantado y Agavica Gaiteros (La Virgen del Camino) participarán el sábado que viene en la octava edición de Mascararte, una cita bienal de la máscara que se celebra en Braganza, que tendrá en un desfile por la zona histórica de la ciudad portuguesa su principal acto. Alrededor de 275 leoneses participarán en el acto, de la mano de la Diputación.

Los actos se desarrollan a partir del jueves, dentro de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) formada por la institución provincial y la ciudad lusa. El evento se celebra desde 2003 y su finalidad es la de dar una nueva dimensión y un impulso a la divulgación de las fiestas tradicionales de invierno, promoviendo el refuerzo de la identidad y de la cultura tramontanas, así como aproximar grupos e investigadores de otros países que sean portadores de las mismas tradiciones.

Exposición leonesa

Durante estos días, Braganza acoge diversos espectáculos, exposiciones, concursos, feria de artesanía, conferencias, desfiles con grupos de enmascarados, culminando con la llamada Quema del Mascareto. La octava edición ha elegido como tema las máscaras de antruejo de León.

El día 30 a las 18:00 horas el presidente de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial León-Bragança y presidente de la Diputación Provincial, inaugurarán la muestra ‘Antruidos y Mazcaradas Llioneses’, en la que se expondrá la indumentaria típica de estas celebraciones. El Museo Etnográfico Provincial de León y algunos particulares han cedido sus piezas para la muestra, que permanecerá abierta un mes en la sala Luis de Camoes, del Centro cultural municipal Adriano Moreira.


El 1 de diciembre, a las 18.40 horas, en el centro citado, el asesor del Instituto Leonés de Cultura, Adolfo Alonso Ares, impartirá la conferencia ‘La simbología de las máscaras’, que analizará las similitudes entre las diferentes máscaras, su significado y relevancia, así como sus características comunes en uno y otro lado de la frontera.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

NOTICIA: Los personajes del tío Ful: Pedro Delgado, campanero

PERSONAJES "Tocar a niño muerto es muy duro".

Pedro Delgado, campanero.
Fulgencio Fernández y Laura Pastoriza /25/11/2017
lanuevacronica.com
Estar aquí arriba, que se divisa todo el pueblo, y ver salir de una casa un féretro blanco con un niño y sus hermanos llevándola, es el momento más duro que he vivido; y creo que el de cualquier campanero. Tener que tocar te encoge el corazón pero...». Es el único momento en el que Pedro Delgado, El campanero de Villabalter, parece perder las ganas de tocar las campanas de su pueblo, ésas a las que lleva haciendo hablar desde hace casi ochenta años.

- 80 años será mucho decir.
- No lo es. Tengo 85 y todavía era un niño cuando mi padre, que también era campanero, me subía hasta las campanas por esas mismas escaleras por las que subimos hoy... algo menos estropeadas, pero las mismas.

Y heredó orgulloso el cargo de campanero. Y no es una figura literaria decir que son 80 años haciendo hablar a las campanas. «Se podría decir, porque con los toques diferentes que hay se habla a los vecinos para que vayan a la hacendera, al concejo, a un entierro, a casa quemada; a las fiestas patronales, que se hace volteando; a tente nube, que junto a niño muerto es la única que tiene letra... 

- ¿Que tiene letra?
- La tiene. Claro, con el toque va diciendo la letra de ‘tente nube, tente tú, que Dios puede más que tú’...

Mil historias. Como que todas tienen un toque común inicial «menos el toque de casa quemada, a fuego, que empiezas a tocar directamente y a gran velocidad para congregar rápido al pueblo, que va haciendo una cola con calderos hasta la presa que atravesaba el pueblo... y tú sigues tocando para que se sumen más vecinos. Alguna vez me tocó hacerlo».

Y sigue hablando el hombre que hace hablar a las campanas.

NOTICIA: Más allá de la lluvia crece la música de Barja

MÚSICA Ángel Barja Iglesias falleció en 1987, hace treinta años que se fue este músico "silencioso e infatigable". El paso de los años, los recuerdos de sus amigos, la magnitud de su obra agranda su figura, demasiado olvidada.

Añadir leyenda

Fulgencio Fernández | 27/11/2017

La madrugada del 12 de febrero de 1987 se fue Ángel Barja Iglesias. Entonces demasiado en silencio y con rabia de muchos amigos. «A este hombre, que personificaba la beatitud bíblica y pacífica, se lo llevó el destino, sin ningún derecho, por la puerta falsa; y eso subleva el coraje, porque si el destino puede ser cosa de los dioses, no es menos cierto que son los hombres los encargados de escribirlo. Y a Barja se lo escribieron con caligrafía tosca y provinciana. (...) Si se me disculpa la exageración fue León quien empezó a matar a Barja, aunque su final lo rubricara un parte clínico», escribía Pedro Trapiello en La Crónica de León el 13 de febrero, en su obituario. 

Juan Luis P. López, crítico de música en el mismo periódico, reparaba en que sólo en la hora de su adiós le llegaran los reconocimientos, que ya eran tardíos. «Resulta paradójico que alguien como Barja, dedicado íntegramente a la música en todas sus facetas durante quince años, salte a la palestra precisamente ahora, como si hubiera sido un perfecto desconocido durante todo este periodo».

Fue un hombre sensible que trabajó en condiciones casi siempre adversas
Ahora, en el años del treinta aniversario de su muerte y mientras se celebra una 29 edición de su Memorial que extrañamente ni tan siquiera ha sido presentado, es bueno reconocer que su figura siguió agrandándose después de su fallecimiento con el Memorial y con las palabras de tantos amigos que se rebelaron contra el olvido de este gran músico y hombre bueno. 

Antonio Pereira decía que «temprano madrugó la madrugada para el acorde final de la vida de Ángel. Sonó el teléfono y fue un dolor, pero no fue ninguna sorpresa. Habíamos alimentado las esperanzas del amigo, que eran nuestras propias esperanzas, como si así pudiéramos anular unos presagios que se anunciaban inexorables. Ahora todo se ha consumado y quedan la admiración y el recuerdo».

Samuel Rubio también incidía en la peripecia vital del amigo. «Ante todo fue un hombre sensible, con lo que conlleva eso; luchó con un drama interno muy profundo, en el sentido de que durante toda su vida luchó por conseguir tranquilidad para trabajar, que no siempre logró, pues las circunstancias que le rodearon le fueron frecuentemente adversas. Estoy convencido de que su enfermedad fue producto también de esa lucha interior. Para el mundo de la música supone una pérdida vital».
Marga Merino escribía: «Hablaré del personaje con mayúsculas, del que supo ser siempre generoso con quienes nada le daban y todo le quitaron invadiendo tu espacio de quietud para la propia obra, porque fuiste un hombre acurrucado en un estrecho hueco, un hombre que se atrevió a pasar de puntillas por su tiempo difícil arropándose en la humildad que sólo son capaces de asumir los verdaderamente grandes».

Antonio Gamoneda le envió una ‘carta sin fecha’ con un poema que comienza «más allá de la lluvia crece la música de Ángel Barja» y una postdata que finaliza: «No eres más que memoria y, por eso mismo, hay que tratarte con especial cuidado. Que digan de tí quienes te amaron y te escucharon, a condición de que sientan vergüenza. Que te honren unos y otros en lo que queda de tí: en tu música, en tu mujer, en tu hija. Pero que nadie quiera sacar provecho de las honras, porque la generosidad, como la música, debe hacerse desde el silencio».

A mis ocho años, con mi amigo Manolo, juramos solemnemente que seríamos músicos
Se podría seguir y seguir... Parece evidente que con lo recogido es suficiente para imaginarse la magnitud de la figura de este músico nacido en Santa Cruz de Terroso y que dejó otro documento humano impagable, su propia biografía escrita para la revista de la Casa de León en Madrid. «Para dar una visión global de mi vida debo remontarme a los primeros años de mi vida, a los cinco o seis años, cuando me escapaba de casa apenas oía sonar la Banda por las calles de mi pueblo. Me metía entre los músicos y miraba sus partituras con asombro y felicidad», recuerda de su infancia, para añadir un entrañable ‘juramento musical: «Tenía yo un amigo que se llamaba Manolo y cierto día, a nuestros ocho o nueve años, practicamos un rito inolvidable. Nos fuimos a un prado alejado del pueblo, nos cogimos de las manos mirándonos a la cara y después de haber pronunciado en voz muy alta todos los tacos que sabíamos, juramos solemnemente hacernos músicos».

Y Ángel Barja cumplió su juramento, completando una impresionante biografía musical que, en su caso, es mucho decir que «pareja» a la humana. Y, por suerte, hoy más conocida aunque aún demasiado olvidada.